Créditos Rápidos – Dinero Rápido

Los créditos para conseguir dinero rápido son la alternativa perfecta para solventar pequeños imprevistos puntuales que pueden desequilibrar tu economía. Compara gratis y descubre las mejores ofertas de créditos rápidos del momento y consíguelos sin papeleos, sin esperas y 100 % online.

Tipos de créditos rápidos online que podemos contratar

Actualmente son muchas las entidades que ofrecen una gran cantidad de préstamos con los que podemos conseguir dinero urgente al momento. Según las diferentes características de cada tipo de financiación, podremos acceder a un tipo u otro de créditos rápidos para conseguir la liquidez que necesitamos al instante. Estos son los diferentes tipos de préstamos rápidos online que podemos contratar:

Minicréditos rápidos:

Con estos préstamos rápidos podemos conseguir hasta 1.000 € en cuestión de minutos a devolver en un plazo máximo de 30 días para cualquier finalidad de manera online y sin papeleos. Aunque si se trata de la primera vez que solicitamos dinero urgente, sólo podemos acceder hasta un máximo de 750 € según la entidad de créditos rápidos online a la que acudamos. Sus intereses varían según la entidad, pero suelen rondar el 1,1 % diario por lo que 100 € prestados a 30 días generará 33 € en intereses. Están diseñados para solventar pequeños imprevistos puntuales que requieren una respuesta económica inmediata.

Préstamos personales rápidos:

Con este tipo de préstamos rápidos podemos conseguir entre 3.000 € y 50.000 € con unos plazos de reembolso de entre pocos meses y varios años, según la cantidad solicitada. Se pueden solicitar tanto de manera presencial como online en entidades de capital privado o bancos. Tienen un coste medio del 8 % TAE. Estos créditos rápidos pueden emplearse para cualquier finalidad, sobre todo para la financiación de proyectos. Dentro de los préstamos personales rápidos podemos encontrar diferentes subtipos de financiación para conseguir dinero rápido como los adelantos de nómina o los préstamos preconcedidos.

Créditos al consumo:

Son préstamos rápidos concedidos por empresas no financieras como grandes almacenes, concesionarios o compañías telefónicas para financiar la adquisición de sus productos. Como el objetivo de estas empresas es la compra final ofrecen muchas facilidades y ofertas en sus créditos rápidos. La cantidad de dinero rápido máximo que podemos conseguir será el coste total del producto (o un porcentaje) y, en vez de darnos el dinero urgente en nuestra cuenta, nos darán directamente el producto que queremos comprar. Normalmente estos créditos son concedidos por entidades financieras y no por los grandes almacenes, aunque las condiciones del crédito rápido online serán los de la empresa donde adquirimos el producto.

Tarjetas de crédito:

Nos permiten disponer de dinero urgente al instante en cualquier momento y en cualquier lugar. No obstante, para poder conseguir este dinero rápido a crédito debemos tener con antelación la tarjeta ya que su proceso de contratación suele rondar entre los 10 días y las dos semanas. El límite máximo del crédito puede variar entre los 600 € y los 8.000 €, pero esta característica dependerá de cada tarjeta y de nuestro perfil financiero. El precio de aplazar las compras también puede variar según la entidad, aunque normalmente se sitúa entre el 12 % y el 29 % TAE en compras aplazadas. En compras que reembolsemos en su totalidad a principios del mes siguiente no nos cobrarán intereses.

Con todos estos créditos podremos conseguir dinero rápido, no obstante, dependerá de las características específicas de cada tipo de financiación cubrir mejor o peor nuestras necesidades de financiación. Es por esto que conocer las condiciones determinadas de cada tipo de préstamos personales rápidos nos ayudará a conseguir la mejor opción según nuestro gasto.


Z2: valoracion de pisos en madrid